EL NUEVO NORMAL DE HOY PUEDE MODIFICAR EL MAÑANA DE UN NIÑO

Ahora, quizás más que nunca en el curso de mi vida, el mundo se centra en la salud y el bienestar. Esta pandemia global ha cambiado las realidades de nuestra vida diaria, y nuestras conversaciones naturalmente ahora se centran en temas más allá del cuidado de los ojos y la visión saludable. Si bien los medios globales se centran correctamente en temas más inmediatos, aquí y ahora, en el Vision Impact Institute, seguimos comprometidos – más allá de esta pandemia – con un mundo que continúa experimentando una visión deficiente a una taza de 1 de cada 3 personas.

La forma en que vivimos y participamos a través del distanciamiento social y la auto-cuarentena ha creado una nueva normalidad en todo el mundo, con algunas de las mayores interrupciones ocurriendo en nuestros hogares. Según la UNESCO, más de 185 países han implementado cierres a nivel nacional, afectando a más del 90% de la población estudiantil del mundo. Varios otros países han implementado cierres escolares localizados y, en caso de que estos cierres lleguen a todo el país, millones de estudiantes más experimentarán interrupciones educativas. Además, muchos países han optado por continuar aprendiendo a través de canales en línea y otras herramientas de aprendizaje a distancia.

A lo largo de estos días desafiantes, hemos explorado formas de cómo podríamos utilizar mejor la investigación y las asociaciones existentes para crear una conciencia de visión saludable y equipar a los padres que experimentan esta nueva normalidad. En colaboración con The Cooper Institute y Essilor, compartimos con padres, educadores y medios de comunicación algunos consejos e ideas respaldados por investigaciones para incorporarlos a las actividades diarias de los niños, ya sea que estén aprendiendo en línea o simplemente pasando más tiempo en casa. Al implementar al menos uno o dos de estos consejos, la salud visual y el bienestar general de un niño podrían verse afectados positivamente, tanto ahora como en el futuro.

UN DESCANSO DE DISPOSITIVOS DIGITALES U OTRO TRABAJO DE VISIÓN CERCANA


Participar en el trabajo de visión cercana, ya sea en una pantalla o en un libro, puede ser agotador para los ojos de un niño. El entorno de aprendizaje digital también es diferente del aula, donde los niños tienen varios lugares para enfocar su atención y visión. Durante un día escolar normal, mirar un tablero durante unos minutos le da a los ojos un descanso del constante enfoque cercano. En casa, la implementación intencional de descansos de los ojos es crítica. La investigación se alinea con este consejo.
De hecho, una revisión de investigaciones reciente encontró que mientras más tiempo es dedicado a actividades de trabajo de visión cercana más asociación con tasas altas de miopía.

Como regla simple, la Asociación Americana de Optometría recomienda la regla 20/20/20: apartar la vista de la pantalla cada 20 minutos y enfocarse en un objeto al menos a 20 pies de distancia durante al menos 20 segundos.

ASEGÚRESE DE QUE SU HIJO MANTENGA UNA DISTANCIA APROPIADA DE LAS PANTALLAS


Cuando los niños están en casa, las lecciones tienen lugar más allá del escritorio estándar de la escuela a través de una variedad de métodos. Cuando se usan varias pantallas, es importante crear una distancia apropiada entre el niño y la pantalla. Algunos expertos sugieren posicionar las pantallas de los dispositivos según la regla del 1/2/10: los teléfonos móviles idealmente a un pie, los dispositivos de escritorio y las computadoras portátiles a dos pies, y aproximadamente 10 pies para pantallas de TV, dependiendo del tamaño de la pantalla.
Ajustar los tamaños en el tipo de letra en las pantallas también ayudará a reducir la fatiga visual y ayudará a un niño a mantener una distancia adecuada.

DESIGNE UN “TIEMPO DE SUEÑO” PARA LAS PANTALLAS

La mayoría de los expertos recomiendan que entre las 5:00 p.m. y las 7:00 p.m. es un buen momento para apagar todas las pantallas. “La exposición a la luz azul puede alterar los patrones de sueño, y la exposición a las pantallas a altas horas de la noche puede dificultar conciliar el sueño y permanecer dormido”, dice Ryan Parker, OD y Director, Desarrollo Profesional, Norteamérica, Essilor.

“Dormir bien también es esencial para nuestro sistema inmunológico”.

FOMENTA EL MOVIMIENTO

El Instituto Cooper afirma que incorporar actividad física en los niños durante el día es beneficioso para la salud en general. Esto es especialmente importante cuando los niños no tienen acceso a actividad física regular como lo hacen en la escuela. Si bien el exterior puede estar prohibido para muchos, aprovechar al máximo el interior está perfectamente bien. Si tiene acceso a salir afuera, mucho mejor. La investigación sugiere que la actividad al aire libre no solo es útil para el bienestar físico de un niño, sino que también puede retrasar la progresión de la miopía en los niños.

Romper el día alternando las actividades escolares y el tiempo de juego puede ayudar a mantener a los niños en un bueb horario. La Dra. Millicent Knight, Vicepresidente Senior, del Grupo de Desarrollo al Cliente de Essilor, está de acuerdo: “Recomendaría mantener a los niños en un horario que permita tanto tiempo de trabajo concentrado como tiempo de juego. Siempre ayuda cuando los niños saben lo que se espera de ellos lo cual puede contribuir a usar su tiempo sabiamente”.

***

Si bien experimentamos una gran cantidad de desafíos en este momento, también sabemos que los estudiantes activos de hoy con una buena salud, se convertirán en los trabajadores activos saludables y los líderes del mañana. Crear una fuerza laboral futura más saludable, al mejorar el estado físico y la salud visual de nuestros hijos hoy, es primordial para mantener la productividad y los costos de atención médica bajos en el mañana.

Sigamos defendiendo la visión saludable y su papel fundamental en el bienestar general a medida que avanzamos hacia la recuperación en nuestro mundo.

Categories

Archive

RSS