La industria óptica de China puede estar desdibujando el futuro económico del país

Existe un proverbio chino que dice: “La vista de un ratón es de una pulgada”. Significa que la persona que se concentra en los beneficios a corto plazo puede poner en peligro sus intereses a largo plazo. Según una investigación que dio a conocer recientemente este año, China, que no solo es el país más poblado del mundo sino que también tiene la mayor cantidad de personas con trastornos de la visión, puede estar exactamente en esa situación.

El estudio, del China Center for Health Development (centro para el desarrollo de la salud de China) de la Peking University, indica que entre 610 y 650 millones de chinos tienen presbicia (disminución de la capacidad de un ojo para enfocar elementos cercanos) o miopía (visión corta). Con un porcentaje tan alto de mano de obra con visión deficiente no corregida, esta definitivamente no puede desempeñarse de la mejor manera.

La Dra. Ling Li, autora del estudio, expresó su preocupación de que la industria óptica del país esté contribuyendo al futuro borroso del país. Factores económicos, como un mercado muy fragmentado y ultra competitivo combinado con costos altos de distribución minorista, incentivan fuertemente a los consumidores chinos a comprar basándose en el precio y no en la calidad de los productos para la corrección visual. Aún más importante es que la atención de la visión no se enfatiza como prioridad en la salud general de China. Mientras en la Unión Europea y los Estados Unidos existen normas que garantizan niveles definidos de capacitación y educación para los optometristas, existe una falta general de oportunidades para los optometristas chinos de recibir capacitación más profesional. Muchos tienen capacitación vocacional (en lugar de médica) y no pueden recetar dispositivos de corrección ni diagnosticar trastornos de la visión.

Este problema no solo existe en los centros urbanos poblados de China. Un estudio realizado en 2014 sobre la visión en la zona rural de este país descubrió que la cantidad de médicos de la visión en el sistema de salud del gobierno en relación a la población era insuficiente para brindar una atención adecuada. Esto se acentúa más si tenemos en cuenta que el 54 % de los participantes con problemas de visión a quienes se les indicó el uso de anteojos no se había realizado un examen visual antes de recibirlos.

Me entusiasma que mi colega Kristan Gross, Directora de Contenido y Comunicaciones Mundiales, participará de una conferencia de prensa en Pekín el 5 de junio para anunciar los resultados del estudio del China Center for Health Development en Peking University.

En Vision Impact Institute, esperamos sinceramente que este estudio beneficie a los líderes dedicados de China en sus esfuerzos para destacar la importancia de continuar desarrollando estándares profesionales de la industria óptica del país y que continuemos juntos para Otorgar voz a la visión.

Categories

Archive

RSS